domingo, 11 de septiembre de 2011

[Pesimismo feliz]

Sí, efectivamente, estoy nervioso. Tengo ganas de empezar, sí, pero estoy acompañado de un pesimismo importante. No puedo evitarlo pese a estar en un estado de felicidad bastante estable, como comentaba en alguna entrada anterior.

Supongo que todo viene a raíz de la negativa de la EOI para hacer el test de nivel de inglés, por segundo año consecutivo. Yo ya tenía montados todos mis planes y fue un jarro de agua fría ver el NO ADMÈS otra vez (sí, en mayúsculas y en rojo, ahí con mala leche). Y a partir de ahí surgen otros temores:

1. Los nuevos profesores. Los que conozco pero no he tenido y los nuevos. De momento nunca he tenido ningún problema destacable con un profesor, pero quien sabe si esta vez ocurrirá... Mi carta de presentación no es buena.
2. El NO ser delegado. Estoy muy obsesionado, demasiado. Es decir, si lo pienso en frío pues veo que no sería para tanto. Pero es que ahora ya no hay frío que valga, me pongo malo. Sería una desilusión muy grande. Porque lo pienso y no me imagino ningún rival en concreto para el puesto, pero nunca se sabe. Y me sabría muy mal porque a parte de que me ayuda como persona tener esa pequeña responsabilidad, creo que he cumplido bien mi función durante el tiempo que he tenido que hacerlo... 
3. Los compañeros. Hay nuevas incorporaciones que no me apasionan, y mezclando este punto con según qué partes del 1º... Me entra miedo, la verdad. Y más sabiendo que toca la temida (en realidad no mucho) Selectividad este año. Y con este punto aparecen dos nuevas variables. Porque claro, el señorito (hablo de mi) ha estado todo el verano sin Facebook y hay gente a la cual no ve desde hace la tira. Por lo tanto estoy nervioso también por: 
1. La gente que no he visto en todo el verano y tengo ganas de ver.
2. La gente que no he visto en todo el verano y no me importaría pasar unos cuantos más sin verlos.
4. Yo. Porque llevo ya mucho tiempo intentando dar el máximo de mi mismo y no lo consigo. Tengo confianza en conseguirlo por fin, pero... ¿y si no? Tiene que ser este curso sí o sí.

Principalmente noto los nervios por todo eso en tres aspectos:

1. Mi transito intestinal, está bien jodido.
2. Vuelvo a tener calor por las noches, hasta hace poco dormía del tirón sin problemas. Además, tengo pesadillas, cosa que no me había ocurrido nunca.
3. Estoy más susceptible, algo más agresivo (aunque eso según Núria es porque tengo ganas de follar jugar al parchís).

En fin, en menos de dos días empezaré a salir de dudas en muchos de esos aspectos. Espero que no dure mucho más este pesimismo feliz. Es decir, el pesimismo fuera, ¡lo feliz que siga muuucho tiempo!
Vagi bé ^^

2 comentarios:

  1. jugar al parchís xDDDDDD
    y por lo demás, bueno, q espero como tú q se te pase cuanto antes este pesimismo y puedas disfrutar de verdad de esa felicidad q espero se contagie mucho también :D

    ResponderEliminar
  2. Va, que no passa res!
    I si no pensa amb mi, que vaig a un institut on no conec a ningú, ni alumnes ni profes! xD
    Uah que fatal, a mi la Sele també em fa molta por. Però macho, si hi ha gent subnormal que la passa, perquè nosaltres no, cony.

    PD: Si vols podem fer una partida de parxís je-je. (I'm not joking)

    ResponderEliminar