domingo, 3 de abril de 2011

[La vida solucionada]

Uno de los sucesos históricos más importantes fue el descubrimiento del fuego y el posterior aprendizaje para utilizarlo. Pues a mi me sucedió algo parecido hace un par de días cuando aprendí a encender los fogones. Me hice unos frankfurts. Tres, concretamente. No era la primera vez que cocinaba (una vez hice pechuga de pollo con habichuelas), pero el hecho de haber superado el miedo al fogón es muy importante. Es que ahora soy libre, ¡puedo independizarme cuando quiera! Ya tengo lo básico para sobrevivir: la comida. Hacer la cama, poner lavadoras... ¿Para qué? Si eso ya con el tiempo lo aprenderé... Y si no aprendo, mientras pueda comer da igual si me come a mi la mierda. 

Ya verás, me veo con síndrome de Diógenes... Es broma, evidentemente. Ya me apañaré para aprender antes de abandonar mi actual hogar.

Vagi bé ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario