domingo, 23 de enero de 2011

[¿Qué decir?]

No entiendo nada... De verdad que no. Con decepción me quedo corto... Ahora ya sí que c'est fini. Es increíble, todavía no creo que sea verdad... Es que estoy sin palabras...


Hoy antes del momento, digamos... No sé, no sé como llamarle a ese momento. Total, que hoy pensaba en cómo una pequeña decisión, o una casualidad, puede cambiar el rumbo de tu vida por completo. Un día te da por entrar a aquella web aquella web que visitabas cuando eras pequeño, y agregas a un señor mayor con semen solidificado en la barba con quien empiezas a hablar y hablar y hablar y hablar... Y se convierte en alguien extremadamente importante para ti.


Ese señor mayor.


Otro día te presentan a una chiquilla dos años más pequeña que tu el día de su cumpleaños... Ni siquiera la felicitas, pero casi 5 años después es una de las personas más importantes para ti.


En otras ocasiones quizás tienes mala suerte y en clase de inglés conoces a esa persona que 2 años después, después de pasar mil y una llega un día en que después de mucha palabrería te demuestra por enésima vez que no vale la pena seguir luchando... Y cuando todo parecía maravilloso. Y ya está, todo esto ha sido como vivir en un lugar en que la meteorología es terriblemente cambiante. Pero lo siento, he decidido mudarme hacia un clima más tranquilo, espero encontrarlo pronto.

1 comentario:

  1. Sempre renego del meu passat de nena estúpida i idiota, però imagina't si no arribo a entrar a aquella pàgina... Seria molt diferent la meva vida.

    ResponderEliminar